viernes 18 de abril de 2014

Obligaciones contables

El Código de Comercio establece que todo empresario deberá llevar una contabilidad ordenada, adecuada a la actividad de su empresa, que permita un seguimiento cronológico de todas sus operaciones, así como la elaboración periódica de balances e inventarios.

La contabilidad es una importante fuente de información sobre la situación económico-financiera de la empresa y de los principales hechos que se producen. Conocer los resultados que obtiene la empresa, las fuentes de que provienen, el estado de sus deudas, su situación patrimonial, etc., constituye una necesidad para el empresario, que debe poner todos los medios a su alcance para dar respuesta a la misma.

Obligaciones contables del empresario

Para ello, la contabilidad pone a su servicio una serie de instrumentos que van a permitirle conocer y seguir con detalle la marcha de la empresa y los recursos que genera: Cuentas Anuales, Libros de Contabilidad, etc.

Pero además, la contabilidad también es importante para terceras personas, que como clientes, acreedores, instituciones financieras, posibles inversores o la propia Administración que pueden estar interesados en conocer los resultados de la empresa.

Así, a la hora de negociar la obtención de un crédito, la entidad financiera va a exigir la información y los estados contables de la empresa, a fin de conocer su situación patrimonial y la capacidad de generar los recursos necesarios para hacer frente a la devolución del crédito solicitado.

Del mismo modo, la Administración, que se apoya en la contabilidad para determinar los beneficios obtenidos por la empresa en el ejercicio de su actividad, establece la obligación de llevar determinados Libros registros a efectos fiscales, que varían según el régimen impositivo aplicable.

Dado este interés de terceras personas, la información contable que genera la empresa debe presentarse de forma que pueda ser entendida por todos los interesados, lo que lleva a la utilización de los criterios contables generalmente aceptados y de las normas relativas al contenido y presentación de los informes contables.

Asimismo, las sociedades anónimas, las de responsabilidad limitada, las comanditarias por acciones están obligadas, con la excepción de las que puedan presentar balance abreviado, a auditar sus cuentas para garantizar su veracidad. También aquellas sociedades que responden a otros requisitos (cotizar en Bolsa o recibir subvenciones, o tener actividades sujetas a la Ley del Seguro Privado, etc.).


Fuentes: Coachmania y Cámara de Comercio de Madrid


Volver

Erasmus In&Out
Blog Empleo
Blog Empleo
Blog Empleo